JESUS PRONTO VOLVERA

Copyriht: Marcelo Solís.
 


SERMÓN UNO

LIBRES PARA ELEGIR

INTRODUCCIÓN
                La vida se nos da como una hermosa oportunidad para hacer de ella la más grande realización. Se ha dicho que una vida bien vivida es luz y perfume. Luz, porque ilumina el sendero a los que nos siguen. Perfume, porque hace del ambiente un sitio más agradable para quienes nos rodean. Para lograr esto debemos reconocer un principio ineludible de la Palabra de Dios: “Todo lo que el hombre siembre, eso también segará” (Gálatas 6:7 úp). De aquí nace la importancia de saber que todo lo que hagamos hoy tendrá eco en la eternidad. Es que lo que elijas hoy serás mañana. Lo que siembres ahora cosecharás después. Tu vida, al final, será el resultado de tus elecciones y acciones de tu presente.
                Tomando este principio bíblico, quiero decirles que en esta oportunidad hablaremos de tres palabras claves: 1) Elección, 2) Libertad y 3) Jesucristo.
 
I.                    CREADOS LIBRES
A.      Ustedes son hijos de pastores, y este mismo hecho ya los hace sentir diferentes a los demás muchachos de la edad de ustedes. Sin embargo, quiero decirles algo importante que no deben olvidar jamás: antes de ser un hijo de pastor, ustedes son hijos de Dios.
1.       Ante la vista de Dios somos igual todos. Tenemos las mismas oportunidades de triunfo y los mismos peligros de fracasos. Nadie tiene más ventajas que otros. La diferencia estriba desde el mismo punto de partida del centro de control de nuestra vida: nuestros pensamientos y convicciones. Esto es, sobre qué pensamos acerca de lo que realmente somos y de quién dependemos.
2.       Muchos jóvenes, hijos de ministros, igual que ustedes se sienten restringidos a vivir como realmente quisieran que fuera su vida por el mismo hecho de ser hijos de pastores. No se niega que ustedes son vistos por toda la iglesia, pero esto deben aprender a potencializarlo o convertirlo en algo positivo.
3.       Ustedes no deben vivir como esclavos. Deben sentirse libres y vivir felices si han hecho de Cristo el centro de sus vidas.
4.       Dios nos ha creado LIBRES para que seamos felices. Y por favor, no confundamos esa libertad con libertinaje. Somos libres por la sangre de JESUCRISTO. Libres del pecado por su gracia. Libres de las garras de Satanás, porque hemos sido comprados con la sangre preciosa de Jesús. Somos LIBRES para seguir siéndolo en JESUCRISTO. Somos hijos del Pastor de los pastores.
B.      Sin embargo, quiero que reflexiones en las siguientes preguntas: ¿Alguna vez te sentiste maniatado para hacer las cosas que desearías? ¿Cuando tu papá te dice NO te sentiste defraudado por él y pensaste que no te deja vivir tu vida? Vámonos un poco más allá: ¿Sientes que no eres libre para decidir algunas cosas en tu vida y que otros deciden por ti?
1.       Es importante que recuerdes una cosa: Tus padres te aman. Quieren que seas feliz y que triunfes en la vida. Ellos ya han vivido mucho más que tú y desearían que no cometas los mismos errores que quizá ellos cometieron, o al menos, desearían que no fracases en nada.
a.       Quiero compartir el siguiente pensamiento contigo: “Deja que la Mente Maestra sea maestra de tu mente”. No tengo idea de cómo lo interpretarías, pero debes reconocer que aunque eres creado con LIBERTAD DE ELECCIÓN siempre necesitas luz para ver, un guía para no desorientarte, una brújula para seguir en el camino correcto, un maestro para aprender, un camino correcto para llegar al lugar correcto de tu vida y la compañía de JESUCRISTO en cada paso que des porque él será tu ayudador.
b.      Siendo pues, que eres libre, úsala para tu bien. Aunque tienes libertad de usarla para tu propia destrucción. Por ejemplo, ¿recuerdas aquél joven del que nos habló JESUCRISTO en San Lucas 15:11-32? Sí, es el hijo pródigo.
c.       Este muchacho no se sentía LIBRE mientras viviera con su padre. Por esa razón decidió pedirle su herencia e irse a vivir lejos. No supo canalizar esa libertad correctamente. Decidió derrochar su vida y el dinero que le había dado su papá. Al final, ustedes saben la historia, que esa LIBERTAD se convirtió en esclavitud. El muchacho terminó siendo un peón que cuidaba cerdos en una granja.
d.      El hijo pródigo finalmente se dio cuenta de que en la casa de su padre se vivía una mejor vida. Por eso decidió arrepentido regresar a la casa de su papá.
-          En la casa de nuestro Padre celestial hay mejor vida.
-          Estando dentro de la iglesia (la familia de Dios) es mejor que estar afuera.
-          Vivir una vida sometida a JESUCRISTO es mejor a lo que el mundo actual llama libertad.
-          Sólo en JESUCRISTO hay felicidad. Es en él que encontrarás el verdadero propósito a tu existencia. Es en JESUCRISTO que tendrás una vida radiante.
-          Y es en JESUCRISTO donde hay seguridad y salvación.
 
II.                  LA VERDADERA LIBERTAD
A.      La libertad de la que habla el mundo es una libertad relativa y efímera; sólo JESUCRISTO puede dar la LIBERTAD verdadera y eterna.
1.       También quiero que recuerdes al joven rico que registra Mateo 19:16-22.
2.       Este joven creía ser libre. Tenía muchas posesiones materiales. Y se sentía seguro. El creía ser un religioso genuino. Quizá era hijo de algún líder de la iglesia de su tiempo. Lo tenía todo. Nada le hacía falta. Y hasta su vida religiosa estaba basada en la obediencia a los mandamientos.
3.       Pero, ¿realmente era libre? No. Cuando Jesús le pidió que se despojara de sus riquezas, que las compartiera con los pobres y que lo siguiera en el camino, la Biblia dice literalmente: “Al oír esta palabra, el joven se fue triste, porque tenía muchas posesiones” (Lucas 19:22).
a.       ¡Qué rico tan pobre! No era verdaderamente libre. Era esclavo de sus posesiones.
b.      Te pregunto, ¿crees ser realmente libre? ¿No será que eres esclavo de algo? ¿De tus deseos, inclinaciones, malos hábitos, la moda, de lo que posees?
c.       Reflexiona, ¿Cuánto realmente tienes a JESUCRISTO en tu corazón? ¿Es JESUCRISTO el fundamento de tu vida? ¿Tu vida gira alrededor del centro verdadero JESUCRISTO? ¿O tú pretendes que JESUCRISTO gire alrededor de tu vida?
4.       No olvides que la LIBERTAD se obtiene:
a.       Por medio de la verdad (el Evangelio) (San Juan 8:32), aunque algunos muchachos creen que negarla e ir contra ella se es verdaderamente libre.
b.      Por medio de JESUCRISTO (San Juan 8:36): “Así, si el Hijo os liberta, seréis realmente libres”. “Manteneos, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos libertó, y no os dejéis oprimir de nuevo bajo el yugo de esclavitud” (Gálatas 5:1).
c.       Por medio del Espíritu de Dios. “Porque no recibisteis el espíritu de esclavitud para volver al temor; sino que recibisteis el espíritu de hijos adoptivos, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!” (Romanos 8:15). “Porque el Señor es el Espíritu, y donde está el Espíritu del Señor hay libertad” (2 Corintios 3:17).
5.       Deseo aclarar, ustedes son LIBRES para elegir en su vida. Pero recuerden que esa LIBERTAD no es para pecar. “Vosotros, hermanos, habéis sido llamados a ser libres. No uséis la libertad para satisfacer la carne…” (Gálatas 5:13).
a.       “Obrad como libres, no uséis la libertad para cubrir la malicia, sino vivid como siervos de Dios” (1 Pedro 2:16).
b.      “Pero cuidad de que vuestra libertad no sea tropiezo a los débiles” (1 Corintios 8:9).
c.       Es una libertad del triple enemigo de los hijos de pastores y de todo creyente (el mundo, la carne y el diablo). Jesús “se dio a sí mismo por nuestros pecados para librarnos de este mundo (presente siglo) malo, conforme a la voluntad de nuestro Dios y Padre” (Gálatas 1:4). Por eso se dice en Romanos 6:18 que hemos sido liberados del pecado, para ser siervos de la justicia. Y en Colosenses 1:13 leemos: “Él nos libró de la potestad de las tinieblas y nos trasladó al reino de su amado Hijo”.
d.      Muchachos, conserven esa libertad. La de Jesús es verdadera libertad. El mundo, Satanás y los placeres carnales no los harán libres.
e.      “Manteneos, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos libertó, y no os dejéis oprimir de nuevo bajo el yugo de esclavitud” (Gálatas 5:1).
 
 
III.                TÚ ELIGES
A.      Ya hemos dicho de que eres LIBRE. Ahora te toca a ti, responsablemente tomar las mejores decisiones de la vida.
1.       La Biblia presenta muchos ejemplos de personas que eligieron mal y desafortunadamente terminaron mal su vida.
a.       El caso del nieto de Nabucodonosor, hijo de Nabonido, Belsasar. Este príncipe de Babilonia había visto la manera maravillosa cómo Dios le habló a su abuelo. Fue en la última parte de su vida cuando Nabucodonosor eligió servir al verdadero Dios, al Dios de Daniel, Ananías, Misael y Azarías.
b.      Pero desafortunadamente, Belsasar eligió mal. Él decidió seguir adorando a los dioses paganos de Babilonia y no honró al Dios viviente. El mismo profeta Daniel le dijo: “Y tú su hijo Belsasar, sabiendo todo esto, no has humillado tu corazón” (Daniel 5:22).
-          Jóvenes, ustedes son hijos de príncipes de Dios. Ustedes son hijos de pastores.
-          En sus vidas ustedes han visto muchos milagros y cómo Dios ha usado a sus padres en su servicio.
-          Además, ustedes han escuchado sus predicaciones, sus consejos; ustedes los conocen bien, supongo. Pero por favor, no cometan el mismo error de Belsasar, que conociendo todo esto, no humilló su corazón al Dios de los cielos.
-          Deja a JESUCRISTO que te dé arrepentimiento. Permítele a su Espíritu que te cambie. Necesitas ese cambio. JESUCRISTO es tu Dios. Él tiene poder para hacerte feliz. Y sabes todas estas cosas, por lo tanto, busca a Dios de prisa y dale tu corazón ahora.
-          La elección que tomó Belsasar no fue de sabio. Su fin fue la muerte. La Biblia dice que en “esa misma noche fue muerto Belsasar, rey de los caldeos” (Daniel 5:30).
-          ILUSTRACIÓN:
Conocí a un joven que era hijo de un obrero de nuestra iglesia. Su padre tuvo un accidente y murió. Desafortunadamente este muchacho se enojó con Dios y decidió salirse de la iglesia. El primer sábado que no asistió al culto, por la noche sus amigos (mundanos) lo invitaron a una fiesta popular bailable en una plaza pública. Había cervezas y todo tipo de mundanalidad, imagínense ustedes.
Repentinamente se desató un pleito en medio de la fiesta. Se trataba de un amigo de este joven. Por lo que inmediatamente decidió defenderlo, pero lo triste es que cuando lo hizo, le cayó una turba de jóvenes de la calle encima y le quebraron un ladrillo en la cabeza.
Lamentablemente ese joven ex-adventista –que sólo tenía un sábado de no ir a la iglesia- ese mismo día encontró la muerte fuera de la iglesia. Él se había rebelado contra Dios. Lo triste es que Satanás tan pronto lo vio fuera de la iglesia, lo mató.
-          Joven amigo, no quiero meterte en miedo, pero el diablo es sucio, trabaja sutilmente, él procurará destruirte.
-          Toma decisiones sabias en tu vida. Te aconsejo que tus elecciones estén basadas en la voluntad de Dios.
-          Y te preguntarás, ¿Cuál es la voluntad de Dios?
 
IV.                JESUCRISTO
A.      JESUCRISTO en tu vida es la voluntad de Dios.
1.       JESUCRISTO debe ser la base de tu vida. Para que esto suceda debes elegirlo solamente tú. Tuya es la elección.
a.       Si eliges a JESUCRISTO como fundamento de tu vida, el resto de tus ELECCIONES en la vida te mantendrán con una conciencia LIBRE de todo cargo.
b.      Si eliges a JESUCRISTO como el fundamento de tu vida, podrán venir tentaciones y huracanes de problemas, pero tú estarás firme en la gracia del Señor.
c.       Mira lo que dijo Jesús sobre el fundamento del cristiano en Mateo 7:24-25:
-          “En fin, todo el que oye estas palabras, y las practica, será como el hombre prudente, que edificó su casa sobre la Roca.
-          Y descendió lluvia, vinieron torrentes, y soplaron vientos, y dieron contra aquella casa. Y no cayó porque estaba fundada sobre la Roca”.
d.      Esa Roca es JESUCRISTO. Edifica tu vida y tu futuro sobre la Roca de los siglos.
e.      Esa Roca pronto dará un golpe certero sobre los reinos de este mundo, y los “desmenuzará, y dará fin a todos aquellos reinos, y él permanecerá para siempre” (Daniel 2:44 úp).
f.        “No améis al mundo, ni lo que hay en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo –los deseos de la carne, la codicia de los ojos y la soberbia de la vida--, no procede del Padre, sino del mundo. Y el mundo y sus deseos pasan. En cambio, el que hace la voluntad de Dios, permanecerá para siempre” (1 Juan 2:15-17).
 
2.       JESUCRISTO como tu LIBERTADOR.
a.       Antes de concluir deseo hacer una observación final. Si por aquellas cosas de la vida te sientes prisionero de algún mal hábito en tu vida. Si eres esclavo de algún vicio o del pecado mismo, acude a JESUCRISTO. El quiere liberarte.
b.      Él liberó a Ananías, Misael y azarías del horno ardiente. Los liberó de la muerte y de las manos del rey pagano de Babilonia. Allí estaba el Hijo del Dios viviente con esos muchachos. En el momento más caliente de sus vidas, allí estaba Jesús con ellos para librarlos, y los libró.
c.       Fue el mismo JESUCRISTO quien liberó de la boca de los hambrientos leones a Daniel. Y el nombre de Dios fue exaltado por el rey.
d.      Fue JESUCRISTO quien liberó de la celda a Pedro; también a Pablo y a Silas.
e.      También fue JESUCRISTO quien liberó del dominio de Satanás al endemoniado de Gádara. Y a muchos más.
f.        Es Jesucristo, que “en aquel tiempo (el fin del tiempo) se levantará, el gran Príncipe que protege a tu pueblo. Y será tiempo de angustia, cual nuca fue desde que hubo gente hasta entonces. Pero en ese tiempo será LIBRADO tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el Libro” (Daniel 12:1).
g.       Y lo más importante, es que Jesucristo murió para librarnos del dominio del Pecado y de la muerte eterna misma. Él vino para salvarte.
h.      ¿Te acusa tu conciencia por algún pecado que hayas cometido? ¿El gran acusador de nuestros hermanos te está señalando? Mira a Jesús muriendo en la cruz del calvario para salvarte y perdonarte. Mira a Jesús liberándote de Satanás.
i.         Quiero decirte: “Si el diablo te hace recordar tu pasado, hazle recordar a él su futuro”. Tú eres libre en Cristo Jesús. A Satán le espera una cadena mediante la cual estará atado por mil años en el abismo, él es el verdadero prisionero (cf. Apocalipsis 20). En cambio, tú, eres LIBRE en JESUCRISTO. ELIGE seguir en su LIBERTAD por medio de la gracia redentora de nuestro Salvador JESUCRISTO.
CONCLUSIÓN
Mira el siguiente acróstico de la libertad:
Libérate de tu pasado por la gracia de Jesucristo
Invoca al Señor y no dudes de que Él esté intercediendo en el Santuario por ti.
Búscalo ahora mientras él puede ser hallado.
Recuerda sus promesas. Tú eres un príncipe o una princesa de Jesucristo.
Elige siempre las cosas de la vida y no las de la muerte. Jesucristo es vida.
Somete tu voluntad a la voluntad divina, y Dios hará lo que tú no puedas hacer por ti mismo.
 
LLAMADO O INVITACIÓN:
1.       ¿Deseas de todo corazón entregarte a Jesucristo para re-consagrar tu vida a Él?
2.       ¿Quieres elegir a Jesucristo ahora como el fundamento mismo de tu vida?
3.       ¿Necesitas que hoy mismo el Señor Jesucristo sea tu libertador?
4.       Si tus respuestas son afirmativas, arrodillémonos con humillación del corazón al Dios de los cielos.
 
CopyrightPastor Marcelo Solís
Si usted desea este sermón puede solicitarlo al autor a la siguiente dirección:
marcelosolis_2000@yahoo.com

INICIO
SERMONES
RECURSOS
CONSEJERIA
PENSAMIENTOS

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
PREPARATE PARA SU ENCUENTRO